27 dic. 2011

La araña y yo.

Hoy estaba haciendo una nueva cama de betabeles y frijol de mata (que es una asociación benéfica), cuando me di cuenta de que mis semillas necesitaban algo más de sol y ventilación, porque estaban guardadas en los semilleros en deshuso, en un rinconcito, así que decidí cambiarlas a un recipiente más ventilado. 

Casi había terminado mi labor, solo faltaban las semillas de lechuga orejona, que estaban enroscaditas al fondo del bote. Las abrí con cuidado, para que no se tiraran (pues son muy delgaditas y pequeñas)....y...¡AAAAAAAAAAAAAAA!...solté un grito visceral, de esos que salen cuando el alma se sacude, pues una araña café, grandecita, estaba cómodamente enrrosacada en el papel de las semillas.

Supongo que ambas nos asustamos igual, pues la pobre araña dio un salto mortal y corrió a esconderse detrás del bote.

No les tengo un terror especial a las arañas, pero pocas veces salimos airosas de estas situaciones (ni ellas ni yo). Si hubiera sido mi mamá, de una patada habría terminado la cuestión o alguien más práctico, habría llamado a un despliegue de fuerzas federales para que fumigaran centímetro a centímetro de la casa.

Por suerte ese no es el caso de mi familia, mi papá prefiere tomarse el bote de pesticida antes de dejar que nos fumigen la casa (consciencia ecológica de la cuál estoy muy feliz de ser heredera), a mi mamá no le molestaría tanto, pero prefiere tener muy limpio antes de tener a mi papá dándole lata sobre la toxicidad de los pesticidas.

Esto es una suerte, porque las arañas de jardín, en su mayoría, son benéficas para el huerto, pues su alimento principal son los insectos que se comen nuestras plantas. De esta forma y ayudan a mantener el equilibro natural.

Si bien es cierto que algunos ácaros pueden devorar nuestro huerto, hay arañas que son inspiradoras de cuentos por sus habilidades como el camulaje o sus hermosas telarañas. La mayoría comen moscas, hormigas y otros insectos que sin un depredador se comerían tu jardin entero.

¿Quieres leer más sobre los beneficios de las arañas en tu huerto? Click acá.

Y aprovecho la entrada para pedirle una disculpa por el susto a la arañita de mi jardin, solo, por favor no te me aparezcas de sorpresa.



En caso de picadura, favor de ignorar esta entrada, darle matarile e ir al hospital más cercano.

2 comentarios:

  1. ACABO DE ENCONTRAR UNA EN MI CAMA Y LA VERDAD SOY ARACNOFÓBICA, LO SIENTO POR MI JARDIN PERO LE VACIÉ EL TARRO DE INSECTICIDA

    ResponderEliminar
  2. ¿Cómo que darle matarile a la arañita? Sorry, pero si una araña "pica" a alguien, con mayor razón habría que capturarla para llevarla al hospital y confirmar su especie para aplicar el antídoto correspondiente... esto es válido hasta para los alacranes, que por cierto, también son arácnidos.

    Por otro lado... gracias a la coevolución del humano con otras especies, el hábitat "natural" de las arañas ya incluye nuestras casas y jardines, donde, coincidiendo con el artículo de Áurea, deberían ser tratadas con cuidado para ser reubicadas donde no asusten a quienes han aprendido a tenerles miedo...

    manuel.moralesflores.562@facebook.com
    ¿Que hacer entonces con aráncidos venenosos? (Como viudas negras y los alacranes, que hasta donde yo se, son de las pocas especies venenosas por el occidente de México...) Bueno, pues creo que puede haber 3 opciones:

    Primer Opción Ecológica: Reubicarles en áreas donde otras personas no corran el riesgo de ser picadas... !!Pero no muy lejos del lugar donde fueron encontrados!! Pues podríamos estar alterando otros nichos ambientales al incorporar especies extrañas...

    Segunda Opción No Ecológica: Cuando no es posible reubicar al espécimen, sacrificarlo rápidamente, buscando no causar más dolor. No sé si los arácnidos "sientan" dolor o cuál es la cantidad/calidad de éste, pero sé que tienen un sistema nervioso primitivo funcional y eso me basta para aplicar una eutanasia lo más indolora posible...

    Tercer Opción Antiecológica: Aplicar insecticidas. Es lo peor que se puede hacer... pues además se ser venenos neurotóxicos bastante crueles, de paso matarás y volverás tóxicos a otros insectos y organismos que ni la deben ni la temen y que forman parte de una delicada cadena alimenticia y que al final terminará afectándote de manera directa o indirecta (iba a poner el ejemplo de la mortalidad de murciélagos por intoxicación indirecta y su correlación con el incremento de zancudos, pero prefiero dejártelo a la tu curiosidad investigadora)

    Termino esta intervención mencionando que, antes de dar el pisotón a un asustada arañita, deberíamos tomarnos el tiempo de confirmar si realmente es venenosa, por ejemplo, hay falsas viudas negras... !!Que se comen a las verdaderas!! (que tienen una figura roja en la panza con forma de reloj de arena y las patas más delgadas)

    Permitir que una araña inocente cumpla su ciclo de vida es una excelente oportunidad para demostrar que nuestro cerebro arrugado nos sirve para algo más que reaccionar con miedo ¿No te parece?

    manuel.moralesflores.562@facebook.com

    ResponderEliminar

¡Bienvenidx!

Tu apoyo es fundamental para seguir germinando semillas, participa con nosotros, envía tus comentarios, consejos, reflexiones y propuestas a: autosuficiencialimentaria@gmail.com