12 jun. 2016

Composta o basurero tóxico, la decisión es nuestra.

¿A dónde va nuestra basura?
¿A dónde van mis cáscaras de mango, el bote de leche, el bote de champú, la pila, la bolsa de plástico, el papel del baño, la bolsa de plástico, en empaque de granola, los restos de pizza, el vasito de unicel de mi atole, la cáscara de verduras? Allá van, mis residuos, y los de mi vecino, mi vecina, los de toda la cuadra, los de todo el barrio, los de todo Guadalajara, los de la zona metropolitana. ¿A dónde van? 

Contaminación y enfermedades
Van al basurero local, en nuestro caso al de Picachos y Hasar, que van drenando líquidos tóxicos que van a parar al ya de por sí contaminado Río Santiago. Y sí, estos líquidos están llenos de tóxicos y metales pesados (ahí van mi pila y mis restos orgánicos) que están directamente relacionados con el aumento de enfermedades renales y cáncer, en especial a las familias que trabajan y viven cerca de la zona. Pero, aunque no vivamos cerca, esto afecta nuestra salud y pone en riesgo nuestro acceso a agua potable.


Aquí nos llenaremos de telarañas esperando que las organizaciones gubernamentales hagan algo. Mientras, seguimos mandando toneladas de desechos que al mezclarse se vuelve tóxicos, que regresan a nosotras en forma de agua o comida o vapores...

La decisión en nuestra

Hoy nos sentimos de nuevo inspiradas después de ir al taller de Gabo y Humberto sobre composta casera:


"Si has escuchado acerca de hacer composta y te agrada la idea pero no tienes claro como hacerlo, si te preguntas si en tu casa o departamento es posible hacer algo así, o si lo has intentado y algo no salió del todo bien, te invitamos al taller, te mostraremos de una manera práctica como sucede ese proceso en la naturaleza y como podemos replicarlo en nuestro entorno mediante un par de técnicas sumamente sencillas que Gabo y Humberto han probado durante un largo rato. Verás que es muy fácil convertir en algo benéfico los residuos caseros que de otra manera terminarían aportando mugrero a los basureros de la ciudad."


Pues nos animamos a ir a este taller.

A las 6 de la tarde comenzamos con una dinámica sensorial deliciosa, que nos trajo recuerdos de nuestra infancia y el olor a tierra mojada de añoramos la gente de tapatilandia. 
Seguimos con una reflexión y con nociones básicas de la composta y cómo ponerle fiesta al asunto.
Después vimos como hacer composta con dos estilos bien diversos y prácticos, para adecuarlos al gusto y necesidades personales.
Terminamos con una breve asesoría de acuerdo a nuestros espacios y dudas.



Les recomendamos especialmente este taller para personas que quieran hacer composta en espacios pequeños (como el balcón de un departamento) Gabo a desarrollado una técnica práctica, cómoda, sencilla y muy limpia para hacerlo, ideal para pequeños espacios y para quien no le gusta hacer mucho lío. 

Les avisaremos pronto de sus próximos talleres, porque está en nuestras manos la decisión ¿Basura tóxica o tierra fértil? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenidx!

Tu apoyo es fundamental para seguir germinando semillas, participa con nosotros, envía tus comentarios, consejos, reflexiones y propuestas a: autosuficiencialimentaria@gmail.com